Los sindicatos ante la transformación industrial

0

Con el 1 de mayo aún presente pensamos que es interesante reflexionar sobre el papel de los sindicatos ante los retos que supone la digitalización en la industrial.

Es obvio que la digitalización de procesos industriales, los avances en automatización, la inteligencia en planta, etc… impactará de forma directa sobre muchos puestos de trabajo: muchos se transformarán, otros desaparecerán y algunos otros se crearán si bien es cierto que el balance neto no está nada claro.

Ante esta situación es más que razonable que los sindicatos y las organizaciones de trabajadores industriales estén ocupados en discernir cuáles son las mejores acciones para aprovechar las oportunidades de digitalización y para mitigar los riesgos para el empleo que también comportará.

Sin embargo no es fácil encontrar a representantes sindicales con una visión clara de su posición ante estos retos tecnológicos y organizativos y desde luego han estado ausentes en muchas, ¿en todas?, las sesiones y jornadas de concienciación y formación que se han sucedido en estos meses.

Una excepción en España es Quim González Muntadas, que en febrero escribió un buen artículo titulado Industria 4.0 y el sindicato del futuro en el que hablaba de los problemas que para el empleo podría acarrear esta transformación tecnológica y de la necesidad de prepararse para una transición adecuada y justa de los trabajadores.

“La pregunta es cómo reaccionará e intervendrá el sindicalismo frente a este cambio y esta nueva realidad que empieza a estar presente en algunas empresas. Por el bien de los trabajadores y trabajadoras, esperemos que sea con iniciativa e interés”

En la misma línea, el sindicato global IndustriALL, que agrupa a trabajadores del metal, química, energía, minas y textil, tiene también una posición (aquí, aquí o aquí) sobre la transformación industrial que se está produciendo.

“Industria 4.0 crea nuevos significados para los conceptos de trabajo, lugar de trabajo, salud y seguridad, disponibilidad y flexibilidad. Mientras que desaparecerán muchos lugares de trabajo tradicionales, se crearán otros nuevos, pero no está claro cómo esto afectará los puestos de trabajo a nivel general.

Lo que está claro es que es necesario ofrecer a los trabajadores nuevas habilidades de acuerdo a los avances más recientes que se están imponiendo para que puedan dominar la nueva tecnología, porque de otra manera los trabajadores correrán el riesgo de quedar desplazados”.

“[…] la transformación industrial tiene que incluir una transición justa para los trabajadores/as”.

“Si bien puede haber algunas mejoras ergonómicas para los trabajadores a medida que tareas repetitivas o difíciles son asumidas por los robots, los trabajadores tendrán que adquirir rápidamente nuevas habilidades para mantenerse al día con las fábricas inteligentes”.

Pensamos que para avanzar de forma robusta hacia la digitalización del sector industrial es enormemente necesario contar con la participación de sindicatos y organizaciones de trabajadores y lo que parece claro es que la inacción no es la opción que están tomando los sindicatos de los países industriales más avanzados.

Share.

Leave A Reply